El viento en el día de San Francisco: Testimonios del 4 de octubre de 1989

El 4 de octubre de 1989 el municipio de Telchac Pueblo, al noreste de Yucatán, vivió una tragedia que marcó a toda una generación y que terminó abruptamente con el día más importante de la fiesta del santo patrono, San Francisco de Asís.

Texto y fotos: Carlos Luna

Mérida, Yucatán.- El 4 de octubre es especial en Telchac. Es el último día de la fiesta del pueblo y es la misma fecha en la que, según la tradición, se conmemora el funeral de San Francisco de Asís.

Desde finales de septiembre, la celebración religiosa y solemne se combina con la corrida, las ferias, los bailes, la comida y las reuniones familiares.

Quizás fue en una de estas reuniones en la que escuché por primera vez hablar sobre un accidente que ocurrió cuando yo aún no nacía. Un accidente del que solo hablaban las personas mayores.

El hecho es recordado no solo por lo trágico. Las circunstancias en las que ocurrió, los símbolos que representan al santo patrono ‘hermano de la muerte’ y los extraños sucesos que rodearon el accidente, dan forma a una historia que vale la pena contar, con respeto por los fallecidos y para mantener viva una parte de la memoria colectiva de las telchaqueñas y telchaqueños.

Voces Libres conversó con personas que vivieron el accidente en carne propia. Algunas de ellas vieron su fe renovada después de lo que vieron y sufrieron, otras encontraron otro sentido a la vida. Agradecimientos a ellos y ellas por abrirnos las puertas de sus hogares y por mostrarnos, literal y figurativamente, las heridas que el accidente les dejó para siempre.

Te recomendamos: El último viaje del “Güero”, asesinado por policías de Mérida

Puedes descargar nuestro primer especial en este link:

Esta nota fue pensada y elaborada por el equipo de Voces Libres. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor.

Carlos Luna

Estudió comunicación en la UADY, pero no cree en los títulos. Sí cree que los libros son seres vivos y la creación es él. Ocioso profesional, ni un segundo sin música.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: