Siembran cannabis en un parque de Mérida y recuerdan que la marihuana debe ser liberada

La desobediencia civil de usuarios cannábicos continúa en Mérida. Hoy sembraron plantas de cannabis en el Parque de La Paz y recordaron que la marihuana debe ser liberada, que tiene más puntos positivos que negativos.

Texto: Leandro Chacón

Fotos: Daniel Silva

Mérida, Yucatán.- El Parque de La Paz se ha vuelto un bastión para los usuarios del cannabis en Mérida. Han encontrado en este espacio público un lugar para protestar pacíficamente para que no se les criminalice ni discriminalice por quemar porros de marihuana. Hoy nuevamente tomaron el lugar no solo para quemar un porro, sino que también habilitaron un huerto urbano en donde sembraron plantas de cannabis.

El responsable de esta nueva desobediencia civil fue el “Colectivo Cannábico Dzac Yah”. La siembra de plantas de marihuana, además de visibilizar que el cannabis puede formar parte de un ecosistema productivo agro-sustentable, formó parte de las actividades que convocó la Red Nacional #Plantón420 en todo México. La toma del espacio se transformó en un huerto donde plantaron cannabis, cámano y algunas plantas aromáticas.

Por primera vez en Mérida, un grupo de activistas y usuarios cannábicos intervinieron en un espacio público para sembrar cannabis.
No solo se sembraron plantas de cannabis, también de cáñamo y plantas aromáticas.

Mitsuo Teyer, activista cannábico, emprendedor y empresario, me dice decidieron hacer la protesta porque hoy se agotaron los tiempos que las autoridades federales tenían para regular el tema del cannabis. “El 28 de este mes se cumplió el plazo para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación haga la declaración de inconstitucionalidad de cuatro artículos de la Ley General de Salud que prohíben como tal la cannabis”.

Mi entrevistado me comenta que la declaratoria no es la solución para los usuarios cannábicos de Mérida y México, quienes desean cosechar, cultivar y usar la planta como ellos mejor crean. “Se debe entender que esto es una planta que tiene muchas más cosas positivas que negativas”. Él cree que antes de regular la industria, las autoridades federales deben regular en materia de derechos humanos, que se sobreponga el respeto.

Síguenos en Facebook: Voces Libres

Aunque en esta tercera protesta pacífica acudió muy pocas personas, Mitsuo Teyer me dice que seguirán manifestándose para recordarle a la población y a los gobiernos que la marihuana debe ser liberada, que no debe ser prohibida y para educar a la población de que la cannabis es más que una planta. “No es solo esa visión del porro, también es un estilo de vida”. El activista sostiene que la marihuana también es medicinal.

“Hay gente que se siente más productiva o que se siente mejor si fuma un porro. Hay gente que con aislados de cannabidol (CBD) tienen un mejor rendimiento de su día y esto está comprobado por estudios científicos, pero obviamente no es para todos, pero a muchos sí les hace bastante bien”. Otra de las razones por las que seguirán las protestas es para que no haya criminalización ni discriminación contra usuarios cannábicos.

La siembra de cannabis en un parque de Mérida visibiliza que la marihuana puede formar parte de un sistema agro-sustentable.
Usuarios cannábicos aprovecharon su bastión en el Parque de La Paz para quemar porros de marihuana.

El activista dice que al usuario que fuma marihuana se le ve como a un parásito, cuando hay veces que es todo lo contrario. “Las grandes personas que hoy por hoy están moviendo este mundo en general como Elon Musk, es usuario de cannabis como tal”. El problema no sólo está con la discriminación, también con la criminalización, que se visualiza con detenciones arbitrarias por parte de las autoridades de seguridad.

Mitsuo Teyer dice que Yucatán tiene un grave problema con el alcoholismo, el cual se visibiliza con más de tres mil expendios de cerveza. “Pero no tenemos un solo sitio seguro para usuarios cannábicos”. Mi entrevistado dice que lo más “peligroso” que puede hacer un usuario es cultivar, tal y como él y otros activistas realizaron, aunque hay otras personas que usan la marihuana para componer música, incluso, sólo para cantar.

Te recomendamos: Desobediencia civil en Mérida: exigen la liberación de la marihuana fumando porros

Mientras se espera la declaratoria general de inconstitucionalidad, usuarios canábicos de Mérida continuarán luchando por sus derechos humanos y continuarán logrando acciones que antes eran impensables en la ciudad como quemar porros en un espacio público y ahora plantar cannabis en un parque. Mientras siguen resistiendo, el Parque de La Paz continuará siendo ese lugar donde la criminalización y discriminación no existe.

Esta nota fue pensada y elaborada por el equipo de Voces Libres. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor.

Leandro Chacón

Estudió Comunicación en la UNID Mérida. Inició como reportero en Por Esto! Trabajó en Milenio Novedades, Línea Recta y El Peninsular. Iba a fundar una banda de punk rock, pero no sabe tocar el bajo. Es hincha del Atlante y cofundador de Voces Libres.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: