Policías de la SSP Yucatán acosan, intimidan y discriminan a activista

La activista G.S, quien fue a entregar unos documentos en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), terminó rodeada por, al menos, 10 policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Texto: Leandro Chacón y Kattia Castañeda

Foto: Cortesía  

Mérida, Yucatán.- Faltaban 10 minutos para las cinco de la tarde. La activista G.S se encontraba haciendo tiempo en la calle 60, a la altura del Estadio Salvador Alvarado para entregar unos documentos en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Dos policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán se acercaron a ella y comenzaron a cuestionarla.  Luego llegaron otros más. Por suerte, pudo reaccionar porque no es la primera vez que autoridades “atropellan” sus derechos. 

La denunciante, quien sólo otorgó sus iniciales porque está bajo reserva de ley por orden de un juez federal, debido a que ha recibido amenazas de muerte por parte de la persona que cometió abuso sexual en su contra, cuenta que el lunes 22 de marzo, al menos 10 policías de la SSP la acosaron, intimidaron y discriminaron, provocándole un agravio emocional, debido a que la trataron como una delincuente, cuando lo único que hacía era hacer tiempo para realizar unos trámites en la CNDH.

La activista indica que la policia Yessica le indicó que no se iban a retirar y cuando lo hicieron: «quemaron llanta».

Recuerda que los oficiales de una patrulla de la SSP, identificados como José B.C y Manuel K.G., se acercaron a ella y le preguntaron qué es lo que estaba haciendo en ese lugar.  Momentos después, llegó la mujer policía Yessica Fernanda E.M. y le preguntó si se encontraba bien, a lo que la activista respondió que sí, pero posteriormente empezó a cuestionarle lo mismo que sus compañeros: “¿Qué es lo que hace usted aquí?”.  

“Le vuelvo a decir que estoy bien, y les digo que si se podrían retirar, ya que toda la gente que pasaba se me quedaba viendo como si yo hubiera hecho algo malo, como si fuera una delincuente, pero la oficial dijo que no lo iban hacer y, luego llegaron más patrullas, incluso un antimotín, siempre con una actitud intimidante”, dice.

Síguenos en Facebook: Voces Libres

La afectada comenta que los policías se contradijeron porque mientras algunos le decían que tenían un reporte de una persona extraviada, otros le decían que tenían una denuncia anónima, quizá por como iba vestida: con un turbante y una baten y porque tenía más de dos horas esperando su turno en la CNDH. “En ese momento pido a todos los oficiales que me proporcionen el número del reporte (de la persona extraviada) por el cual estaban haciéndola pasar por esa situación, pero no lo tienen”.

Fueron al menos 10 policías de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) que rodearon a G.S.

“Realmente estaban haciendo eso sin un argumento que lo sustentara”,  agrega G.S, quien se comunicó con su abogada que, alterada, le preguntó si estaba bien. “Yo le dije: ‘abogada estoy rodeada de 10 agentes y me están haciendo preguntas de qué hago aquí, y ya les dije el motivo por el cual me encuentro aquí’”.

Con el altavoz habilitado, la litigante les comunica a los agentes que estaban vulnerando y agravando los derechos humanos de una mujer indefensa, que está sola y que sólo está haciendo tiempo para entregar una documentación a la CNDH. “Pero siempre los policías intentaron callar a mi abogada”, comenta.

G.S menciona que, “después de revivir y narrar todos los hechos (en la CNDH) me fui caminando, ya estaba oscuro, en una calle, donde hay un monte, me desvanezco. Afortunadamente unas personas que pasaban por ahí, me ayudaron”.

G.S levantó una denuncia por daño psicológico y moral en la CNDH y esta será enviada a la Codhey.

Ante estos hechos, la activista pidió que se investiguen y se interroguen a los oficiales que la acosaron y discriminaron por llevar una bata y un turbante, motivo por el cual se desplegó un operativo policial que obstaculizó el tránsito vehicular por unos minutos, afectando a automovilistas.

Te recomendamos: Amenazan a estudiantes de la Uady por denunciar y exhibir a abusadores

La mujer dice que desconoce por qué se dio esta situación y señaló que se levantó una denuncia en la CNDH con el número de expediente 253, el cual será turnado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey), debido al daño psicológico y moral que ocasionaron los agentes.

Esta nota fue pensada y elaborada por el equipo de Voces Libres. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor.

Leandro Chacón

Estudió Comunicación en la UNID Mérida. Inició como reportero en Por Esto! Trabajó en Milenio Novedades, Línea Recta y El Peninsular. Iba a fundar una banda de punk rock, pero no sabe tocar el bajo. Es hincha del Atlante y cofundador de Voces Libres.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: