“No más muertes de ciclistas”: exigen justicia para Jacinto en Mérida

Jacinto murió 6 días después de que fuera atropellado en Mérida hace más de un mes; hasta la fecha, ninguna persona ha sido detenida para que responda por la trágica muerte del ciclista.

Texto y fotos: Kattia Castañeda

Mérida, Yucatán.- “No queremos un minuto de silencio, queremos un minuto de cumbia, de alegría”, fue lo que los familiares y amigos de Jacinto León Guzmán expresaron enérgicos al término de la rodada que se realizó en su honor y en los demás ciclistas atropellados que han muerto en México. Y aunque la música no sonó al momento, “Un ramito de violetas” fue el tema que se escuchó en la calle 51 con 100 de Ciudad Caucel, lugar del accidente que posteriormente le quitaría la vida al joven de 31 años de edad, quien era oceanógrafo.

Norma Galicia Barrera, vecina y quien pidió ayuda al ver a Jacinto mal herido luego de ser embestido por un Volkswagen Caribe color blanco el pasado 1 de diciembre, tomó el micrófono y, delante de una gran pancarta que exige a las autoridades garantizar la seguridad de los ciclistas y transeúntes, comentó que a “mí sí me duele, porque pudo haber sido mi hijo”. Luego, contó que ella tiene un “muchacho” que anda en rodadas, pero de motocicletas y hace cuatro años le pasó lo mismo y lo dejaron tirado en la calle. “De milagro vive”.

Ciclistas de Mérida hicieron una rodada para exigir justicia para Jacinto, quien murió luego de ser atropellado.

Tres sujetos alcoholizados, al parecer, fueron los causantes de la muerte de Jacinto y que hizo que unas 100 personas en Mérida salgan a las calles para exigir justicia, situación que se replicó en metrópolis como la Ciudad de México, Cuernavaca, Xalapa, Monterrey, Oaxaca, Querétaro, Nuevo León, Chiapas y Cancún. “Corrieron como unos delincuentes, estaban tomados. Los vecinos comenzaron a salir y empezamos a auxiliar (a Jacinto). Una señorita lo abrazó, le agarró la mano y le preguntó su nombre, pero no nos pudo dar ni datos“, contó Norma con lágrimas.

El reporte de la asociación céntrica “Ni una muerte vial 2019“, publicada el 13 de noviembre de 2020, indica que en el 65 por ciento de los incidentes viales mortales de 2019, los responsables se dieron a la fuga. Sólo un cinco por ciento de estos fueron alcanzados y detenidos. Los sujetos que mataron a Jacinto, aún andan libres y hay versión de que podrían vivir cerca del lugar del accidente, por lo que esperan que las autoridades actúen y no sólo “quede en la conciencia“ de los “asesinos“, como dijeron algunos vecinos.

Familiares de Jacinto acudieron al lugar donde fue atropellado, lo que derivó en su posterior muerte en un hospital.

Jacinto León Guzmán, quien era originario de la Ciudad de México, pero criado en Cuernavaca, estudió la carrera de Oceanología en la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad Autónoma de Baja California. Hizo una maestría en la Universidad Cantabria de Santander, España, y en octubre de 2020 llegó a Mérida para cursar el doctorado en Ciencias de la Tierra en la Escuela Nacional de Estudios Superiores de la UNAM, donde igual se desempeñaba como técnico de campo.

La madre del joven de 31 años, Elsa Guzmán Gómez, con semblante serio, lentes obscuros y un cubrebocas de flores parecidas a las violetas, agradeció a los ciclistas por atender a la convocatoria para pedir que no haya más muertes en las calles de Mérida. “Agradecemos a todos los que han estado participando, a CicloTurixes, los ciclistas de la República, a los amigos, parientes y vecinos que lo acompañaron en el accidente. Todas estas solidaridades son las que ayudan a enfrentar las barbaridades de quienes no tienen consciencia para estar matando gente a la calle“.

Ciclistas de Mérida colocaron una bicicleta blanca en memoria de Jacinto, quien murió días después de ser atropellado.

El caso de Jacinto, forma parte de la cifra negra, es decir, del número de casos que no llegan a ser contabilizados, resaltó Everardo Flores Gómez, presidente de CicloTurixes, quien también mencionó que esta manifestación es un llamado a tener calles más seguras. “Y para todos aquellos que se opongan a estas ciclovías e infraestructura ciclista, saber que no es un situación de moda ni pasajera, es para salvar vidas humanas y el día de hoy estamos recordando a una persona que perdió la vida en las calles por un auto a exceso de velocidad“.

“El día que lo atropellaron, nosotros (CicloTurixes) publicamos la nota, pero no sabíamos qué había pasado con él. Sólo gracias a que unos amigos de Jacinto se acercaron a nosotros seis días después, nos enteramos que había muerto. Entonces, eso nos da una idea de la cifra negra que tenemos de ciclistas atropellados y muertos en Yucatán. Algunos se los llevan heridos al hospital, ya no sabemos y no están en nuestra contabilidad, por lo que el número puede ser mayor“, aseveró.

Ciclistas de Mérida pidieron justicia para Jacinto y también pidieron que no haya más ciclistas muertos.

Te recomendamos: Una tragedia hizo que Felipe preserve un oficio del que se habla poco en Mérida

El año pasado en Yucatán se registraron 20 personas atropelladas en bicicleta y no se sabe si «El sol de ciencias marinas», como se consideraba Jacinto, pasó a formar parte de ella, “A la muerte, le respondemos con nuestras vidas, resistiremos y sembraremos de luz y justicia nuevos caminos floridos para todas para todos“, leyó un familiar de Jacinto detrás de una bicicleta pintada de blanco colgada en un poste, la cual indica la escena del accidente que posteriormente se convertiría en un crimen impune.

Esta nota fue pensada y elaborada por el equipo de Voces Libres. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor.

Kattia Castañeda

Comunicóloga y cofundadora de Voces Libres

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: