“No fue suicidio, fue feminicidio”: piden justicia para Arlette Adriadne Heredia en Mérida

“Mérida no es blanca ni suicida, es feminicida”, estas palabras retumbaron hoy en el Monumento a la Patria, donde feministas, amigos y familiares de Arlette Adriadne Heredia exigieron justicia a las autoridades para que indaguen el caso como feminicidio y no como suicidio.

Texto y fotos: Carlos Luna

Mérida, Yucatán.- Este domingo por la mañana, dos ambientes se contradecían en el Paseo de Montejo de Mérida: la música alegre de una campaña política contrastaba con el duelo de los familiares y amigos de Arlette Adriadne Heredia Piña, de 20 años de edad, presunta víctima de feminicidio. Una más después del caso de María May Che.

Animadores priístas ondeaban banderas de su candidato a la alcaldía de Mérida sobre zancos, miembros de ese partido repartían camisetas y toallas a los ciclistas de la Biciruta, mientras que a unos metros se reunían grupos feministas, activistas y seres queridos de Arlette, quien según la Fiscalía General del Estado (FGE) cometió suicidio el 4 de mayo.

“El amor no mata”: amigos y familiares de Arlette Adriadne Heredia piden que el caso se investigue como feminicidio.

Su padre, Orlando Heredia Valencia, cree que su hija no se suicidó. Dice que hay muchas inconsistencias en el reporte de las autoridades estatales y algo le dice que su hija perdió la vida a manos de su pareja sentimental. Esa corazonada hace que exija justicia, que se esclarezca la muerte de su hija, quien vivía con su novio en la colonia Chuburná de Hidalgo.

Para don Orlando, el novio de su hija, Oscar “N”, es el principal sospechoso de la presunto feminicidio de Arlette. Actualmente está ilocalizable y las autoridades no han citado al estudiante de 21 años de edad a declarar. Le resulta sospechoso que Oscar desapareciera y rompiera toda forma de contacto con la familia tras el supuesto suicidio de Arlette Adriadne Heredia.

Para las autoridades de Yucatán, Arlette Adriadne Heredia se suicidió, para su familia la mató un feminicida.

Te recomendamos: El feminicidio de María May Che desnuda la lentitud del sistema de justicia de Yucatán para resolver estos casos

Hoy los padres de Arlette, sus amigos, activistas y feministas marcharon por Paseo de Montejo, llegaron al Monumento a la Patria y gritaron consignas: “Mérida no es blanca ni suicida, es feminicida”, así como: “No fue suicidio, fue feminicidio”. Gritos con un claro mensaje para las autoridades: den con el presunto feminicidia, quien tiene nombre y todos saben que se llama Oscar.

Estudió comunicación en la UADY, pero no cree en los títulos. Sí cree que los libros son seres vivos y la creación es él. Ocioso profesional, ni un segundo sin música.

Carlos Luna

Estudió comunicación en la UADY, pero no cree en los títulos. Sí cree que los libros son seres vivos y la creación es él. Ocioso profesional, ni un segundo sin música.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: