La Ermita, una tiendita de la esquina que resiste la modernidad en Mérida

En el barrio de La Ermita, en el centro de Mérida, hay una tiendita de la esquina que le hace honor a su referencia; el responsable que siga funcionando pese a los embates de la modernidad es don Ricardo Hurtado, un campechano que ha sacado adelante a su familia con este negocio.

Texto: Leandro Chacón

Fotos: Kattia Castañeda

Mérida, Yucatán.- Donde vivo actualmente había una tiendita de la esquina llamada “El Barranco” y hacía honor a la referencia porque estaba en la esquina. Fue el negocio de la familia Briceño por muchos años. Pero así como “El Barranco”, muchas otras tienditas de la esquina desaparecieron a través de los años, sobre todo en las “colonias viejas” de Mérida.

A pesar que muchas tienditas de la esquina han desaparecido, en el barrio de La Ermita de Santa Isabel, en el Centro Histórico de Mérida, aún existe una tiendita que cumple con el antiguo perfil de estos icónicos comercios: es de ambiente familiar -varias generaciones atendiendo-, dan atención personalizada y si vives cerca, te pueden llevar tu compra.

La Ermita es una típica tiendita de la esquina que le hace honor a su referencia y al nombre del icónico barrio de Mérida.

El responsable que la Tienda de Abarrotes La Ermita siga viva pese a la competencia que representan los supermercados y tiendas de conveniencia como lo son Oxxo, Go Mart y 7-Eleven, además de la pandemia del Covid-19, es Ricardo Hurtado, dueño de la tiendita, ubicada en la esquina de la calle 66 con 77, cerca del antiguo Camino Real a Campeche.

El entrevistado comenta a Voces Libres que el negocio empezó gracias a sus abuelos, quienes eran dueños de la casa y de la tienda, la cual luego pasó a manos de su hermano. “Después mi hermano me la cedió y es a raíz de eso que estamos aquí. Estamos hablando que llevamos aproximadamente unos 40 años con la tiendita”, dice mientras entra un proveedor.

Gracias a la tiendita, don Ricardo le ha dado carrera a sus hijos y ha sacado adelante a su familia.

Don Ricardo, quien es originario de Campeche, recuerda que hace 40 años las tienditas de la esquina estaban en su apogeo. “No había Oxxos y creo que ni existían los Chedraui. Cuando comencé las personas ya estaban muy acostumbradas a las tienditas de la esquina. Aquí hacían todas sus compras; era comprar en las tienditas o en el mercado”.

Pese a la competencia que generan los Oxxos y los supermercados, el entrevistado dice que ha tenido que buscar la manera de sobrevivir. “He tratado de ver qué es lo que no ofrecen los supermercados para que la gente siga viniendo a la tienda”, y una de las claves ha sido la venta a granel. “Allá no te venden 5 pesos de harina, por ejemplo”.

Da click aquí y síguenos en Facebook: Voces Libres

Entrevistado en el interior de su tiendita, una típica casona de techo alto, don Ricardo confiesa que otra de las claves de que su negocio siga vigente ha sido el surtido y la atención. “El trato al cliente ha sido muy importante para que la gente siga viniendo. Tengo clientes que viven frente a tiendas y siguen viniendo para darnos preferencia”.

A raíz de la pandemia del Covid-19, la Tienda de Abarrotes de La Ermita se las ha ingeniado para seguir teniendo la preferencia de la gente y por ello implementaron el servicio a domicilio, “lo cual nos ha ayudado bastante durante la pandemia”. “Con un mínimo de compra de 100 pesos te enviamos sin costo tu compra”, dice mientras acomoda un envío.

La Tienda de Abarrotes de La Ermita es un lugar icónico en el barrio del mismo nombre.

Y es que la tiendita, además de cumplir una labor social al conectar a los vecinos del barrio de La Ermita, también ha servido como sustento familiar a lo largo de estos 40 años. “Gracias a la tiendita pude sostener a mi familia y he logrado darles carrera a mis hijos. Todo ha salido de aquí con trabajo y dedicación”, expresa orgulloso don Ricardo.

Su hijo Ricardo, quien fue el contacto para lograr esta entrevista, recuerda que la tiendita fue un punto de referencia para los niños de este barrio de Mérida. “Antes habían maquinitas y todos los niños nos reuníamos para jugar”, dice mientras señala el lugar donde están las verduras, en referencia de que en ese espacio estaban las maquinitas.

Te recomendamos: Josefina Vázquez se convirtió en “viene-viene” para no morir de hambre en Mérida

Aunque el concepto de tiendita de la esquina sigue vigente, pese a que los grandes empresarios vaticinan su cierre debido a la modernidad, la realidad es que muy pocas siguen haciéndole honor a esa referencia de estar en la esquina y en La Ermita, además de que hay una que le hace honor a su referencia, también resiste los embates de la modernidad.

Esta nota fue pensada y elaborada por el equipo de Voces Libres. Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor.

Leandro Chacón

Estudió Comunicación en la UNID Mérida. Inició como reportero en Por Esto! Trabajó en Milenio Novedades, Línea Recta y El Peninsular. Iba a fundar una banda de punk rock, pero no sabe tocar el bajo. Es hincha del Atlante y cofundador de Voces Libres.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: