Gran Marcha LGBTQI+ en Mérida exige respeto y políticas públicas para la comunidad

Ayer se realizó la Gran Marcha LGBTQI+ en Mérida, donde además de visibilizar a la comunidad, se exigió respeto, pero sobre todo, políticas públicas por la cuestión de derechos humanos.

Texto y fotos: Kattia Castañeda

Mérida, Yucatán.- No hallé a la sirena, pero me dijeron que estaba divina en “La Pecera”, uno de los autos más llamativos de la Gran Marcha de la Diversidad Sexual Mérida 2021, que partió cerca de las seis de la tarde del parque de La Mejorada. Una batucada encabezó el desfile, que fue un carnaval de banderas de la comunidad LGBTQI+.

La nereida estaba al final, cerca de las drags queens. Lo que pude ver en una fotografía en Facebook es que estaba feliz, tomando sana distancia para evitar contagiarse de Covid-19 que, aún “nos sigue pegando”. Algunos se olvidaron del distanciamiento, pero uno de los organizadores, Alfredo Candiani, insistió en mantener sana distancia.

La comunidad LGBTQI+ de Mérida pintó las calles del Centro Histórico durante la Marcha de la Diversidad Sexual 2021.

La comunidad LGBTQI+, al igual que la sirena y las drags, con música, conversando o echando el “cotorreo”, caminaron sobre la calle 50 del centro de Mérida, llegaron a la calle 65 con dirección al poniente y alcanzaron la calle 60 para dirigirse hacia la Plaza Grande. Allá se realizó un pequeño evento, donde se coronó a los nuevos reyes del orgullo.

Cuando la lluvia amenazó seriamente con parar la marcha, de un momento a otro paró. Los que todavía mantenían el paso le dieron una vuelta a la Plaza Grande, bailando y tomándose fotos. Llegaron a un reducido escenario, de apenas dos tablas y en donde habían cuatro personas, una de ellas Alfredo Candiani, quien leyó un posicionamiento.

Mencionó que la Gran Marcha de la Diversidad Sexual Mérida 2021 fue atípica, muy distinta a la de 2019, en la que asistieron más de ocho mil personas, pero “era momento de volvernos a ver y llevar a cabo esta visibilización, porque creo que para las necesidades y urgencias de la comunidad (LGBTQI+), ya era necesario”.

Todos guardaban silencio, sólo ondeaban banderas con los colores del arcoiris y escuchaban atentos los problemas que por años ha presentado la comunidad LGBTQI+ en materia de salud, educación, violencia intrafamiliar, discriminación y homofobia, las cuales se incrementaron durante la contigencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Síguenos en Facebook: Voces Libres

“Por eso la decisión de hacer esta marcha, la cual, no es un capricho ni un pretexto de festejo. Los problemas son graves y es necesario que sean atendidos”. Andrea Sáenz, reina de la Diversidad Sexual 2020, es un ejemplo de los problemas que enfrentan los integrantes de la comunidad, ya que ella es un claro ejemplo de lo que a veces se vive.

A pesar de haber conseguido su cambio de identidad de género, la sociedad aún no la consideraba una chica, lo que provocó que tenga problemas con su trabajo, sobre todo con el tema de los uniformes escolares, así como el acceso a los baños de acuerdo a su género. Pese a los inconvenientes, no planea rendirse para que haya inclusión.

Ni la lluvia vespertina que bañó a Mérida ayer impidió que se realizara la Gran Marcha de la Diversidad Sexual 2021.

“Algo que todavía estoy tratando de mejorar es el respeto y la inclusión. No puede decir que estoy al 100 por ciento, pero sí estoy logrando esa inclusión y esa visualización, algo por el cual estoy agradecida”, mencionó a algunos representantes de la prensa. Sin embargo, dice que los jóvenes trans son los que reciben más actos discriminatorios.

“¿Por qué? Porque muchas veces no tenemos un trabajo formal, muchas veces nos dedicamos al trabajo sexual, pero un claro ejemplo de que se puede lograr la inclusión en trabajos formales soy yo. No es nada fácil, pero sí lo podemos lograr”. Andrea pide a las empresas dejar a un lado la discriminación porque también tienen derechos humanos.

La Marcha de la Diversidad Sexual 2021 comenzó en el parque de La Mejorada, en pleno Centro Histórico de Mérida.

Durante su discurso, Alfredo comentó que las marchas sí son motivo para “levantar la voz, ante un Gobierno (especialmente el de Yucatán) que se niega a reconocer la igualdad de derecho para todas las personas”, esto en referencia a que el matrimonio igualitario fue rechazado dos veces durante la Legislatura que está próxima a terminar.

Pese a esos obstáculos, señala que cada día hay más funcionarios y actores políticos con un pronunciamiento a favor de la comunidad y más ciudadanos con aceptación hacia la comunidad LGBTQI+. El claro ejemplo estuvo en las elecciones electorales del pasado 6 de junio, pero preguntó: “Entonces, ¿por qué seguimos aquí (manifestándonos)?”.

La respuesta fue: “Porque nos hacen falta políticas públicas”. No se necesitan permisos, ni gestiones aisladas, mucho menos consejos de la sociedad. Ante esta situación, la comunidad presente gritó, dio la razón y aplaudió. Candiani sostuvo que este 2021, el colectivo LGBTQI+ tuvo una gran cobertura en la entrega de la agenda legislativa.

La mayoría de los partidos políticos, candidatas y candidatos, la firmaron, “así que esperamos que sean congruentes con lo que prometieron en campaña”. En cuanto al Congreso del Estado, señaló que dejó una “deuda histórica” porque rechazó dos veces las iniciativas para las reformas constitucionales que aprueban el matrimonio igualitario.

La comunidad LGBTQI+ pintó las calles de Mérida con los colores del arcoíris.

“Si los nuevos legisladores se comprometen con lo que les corresponde, que es armonizar las leyes del estado con las de la Constitución Mexicana, acuerdos y tratados políticos de nuestro país, entonces, muy pronto las y los yucatecos tendremos acceso al matrimonio igualitario como cualquier otro ciudadano”, fue el mensaje de Candiani.

Te recomendamos: Apuntes para un libro de desamor lésbico: Nodo sur

Los aplausos continuaron y después se destacó que el movimiento LGBTQI+ en Yucatán es más grande, porque por primera vez en su historia, 14 municipios también diciedieron salir a las calles para exigir sus derechos. Entre esas localidades Akil, Valladolid, Ticul, Tizimín, Peto, Muna, Tekax, Tekit, Tecoh, entre otros. Lo que superó lo hecho en 2019.

Kattia Castañeda

Comunicóloga y cofundadora de Voces Libres

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: